“No puedes pasar desapercibido si naciste para destacar”

La película, basada en el libro con el mismo nombre, cuenta la historia de un niño de 10 años llamado August (Auggie), que sufre el Síndrome de Treacher Collins. Se trata de una malformación congénita que afecta al desarrollo facial. Por eso, Auggie fue sometido a 27 cirugías para poder respirar, ver y oír, pero ninguna de ellas lo hace lucir como un “niño normal”. Oculto tras un casco de astronauta, sus padres deciden inscribirlo en el colegio, donde tendrá que hacer frente a las miradas y comentarios de sus compañeros. Y así, dar sus primeros pasos para integrarse en la escuela y la sociedad.

    Creo que es una película que por la calidad de su historia y producción puede llevar a analizar muchos aspectos. Pero, en este caso, intentaremos relacionarla con la educación. Mejor dicho, con el corazón de la educación, donde se encuentran la autenticidad, la belleza y el valor.