Tolkien y las maravillas de la creaci贸n (I)

Unas preguntas que le resultan naturales al hombre por su esencia versan sobre de d贸nde venimos, hacia d贸nde vamos, qui茅nes somos, porqu茅 estamos donde estamos y dem谩s. Es decir, el descubrimiento propio y el de todo lo que nos rodea. El hombre por naturaleza tiende a lo que trasciende y tiene un esp铆ritu inquieto, sediento de conocimiento. Esta es la motivaci贸n por la que la ciencia constantemente se esfuerza en tratar de descubrir mirando hacia lo m谩s profundo del pasado, c贸mo se cre贸 el mundo. Y de esto me gustar铆a hablar en el d铆a de hoy.

Tolkien, en su legendarium, crea un mito sobre la creaci贸n del universo que le da sentido a todo lo que sucede en las extraordinarias historias que se desarrollan en 鈥楨l Silmarillion鈥, 鈥楨l Hobbit鈥 y 鈥楨l Se帽or de los Anillos鈥. La creaci贸n de Arda, que es una lectura fascinante y muy bella, que se encuentra en el primer cap铆tulo de 鈥楨l Silmarillion鈥, titulado 鈥淎inulindal毛鈥 y que sin duda es una lectura que recomendamos- es este mito tan especial.

Siguiendo la creatividad caracter铆stica de El Profesor, este mito nos cuenta que la creaci贸n del mundo se da por obra de la m煤sica. A modo de introducci贸n y fogoneo, para los que no hayan le铆do esta parte, el escritor brit谩nico Joseph Pearce menciona en su libro 鈥Tolkien: hombre y mito鈥 este relato como 鈥渓a parte m谩s importante de El Silmarillion鈥 y agrega que 鈥渆ste mito de la Creaci贸n es quiz谩s el m谩s significativo y el m谩s hermoso de todo el mundo de Tolkien鈥.

Il煤vatar, como el creador y Dios 煤nico y absoluto del Universo, llamado Eru 鈥榚l 煤nico鈥 por los elfos, crea a los Ainur a partir de su pensamiento, que son seres espirituales y los primeros seres vivientes creados. Luego los instruye en la m煤sica para que sean los art铆fices de esta m煤sica magistral, que les propone para crear el mundo a partir de una visi贸n donde les muestra el universo y el mundo que so帽贸. Este ser铆a el tema de la creaci贸n. Entonces los Ainur cantan el tema. Y descubren la maravilla de la obra creadora por un instante. Pero hizo falta la palabra, la orden y el poder de la Llama Imperecedera de Il煤vatar para crear E盲. As铆, se le dio a la Visi贸n sustancia y realidad, es decir que le da el ser a las cosas. Del vac铆o, de la nada, a trav茅s de la m煤sica, sucede la creaci贸n.
En todo este proceso, mientras los Ainur cantaban, se escuchaban algunas melod铆as que no sonaban arm贸nicamente, que era lo que ejecutaba Melkor, ya que no estuvo de acuerdo con la Visi贸n que Il煤vatar les mostr贸 y quiso ejecutar su propia m煤sica, lo que gener贸 discordia y conflictos, que luego resuelve Il煤vatar dando la 煤ltima nota. Este es un punto importante porque Melkor era entre todos los Ainur, el m谩s grande y poderoso. Y al reconocerse as铆, busc贸 ocupar el trono de Eru.
Los Ainur quedaron tan maravillados por la creaci贸n, que Il煤vatar les permiti贸 a algunos de ellos entrar en el tiempo y el mundo reci茅n creado para darle forma y terminarlo, pero especialmente ten铆an la misi贸n de preparar la llegada de los Hijos de Il煤vatar, donde habitar谩n seg煤n sus planes. En E盲, estos esp铆ritus divinos y sin cuerpo se convirtieron en los elementos y poderes de la naturaleza, adquieren una forma f铆sica, una personalidad, un g茅nero y estaban emparentados los unos con los otros.
Los Ainur que entraron en Arda se dividen en dos 贸rdenes: los Valar y los Maiar; lo m谩s parecido a los dioses y semidioses.
Una vez creado el mundo, y luego de que los Ainur entraran en 茅l, comienza la cuenta del tiempo.
Arda es el nombre que recibe el mundo en que transcurren los acontecimientos de casi todas las obras de Tolkien. Se encuentra en E盲, el universo creado por la M煤sica de los Ainur, y durante su historia ha ido cambiando de forma, tanto de continentes como de forma planetaria. Dentro de Arda hay muchas regiones, siendo la m谩s conocida de ellas la Tierra Media o Endor, que es donde ocurren los acontecimientos del relato de 鈥楨l Hobbit鈥, 鈥楨l Se帽or de los Anillos鈥 y parte de 鈥楨l Silmarillion鈥. Tolkien revel贸 que Arda se convertir铆a en la Tierra actual despu茅s de muchos siglos tras la Tercera Edad. Y algo tambi茅n muy interesante es que, gracias a la prolijidad caracter铆stica de El Profesor, tenemos una medida cronol贸gica que nos permite tener con mucha exactitud y coherencia el conteo del tiempo desde la creaci贸n de Arda hasta la Tercera Edad del Sol, posterior a la Guerra del Anillo. Se usa la medida cronol贸gica del a帽o valeriano y de las edades valerianas. Cada a帽o valeriano equivale a 10 a帽os tal como los conocemos nosotros. Y cada edad valeriana contiene 100 a帽os valerianos, es decir, cada edad valeriana equivale a 1000 a帽os humanos. Entonces podemos decir que transcurrieron 37 edades valerianas, o, para ser m谩s exactos, de 37063 a帽os humanos.

Sobre este relato, me gustar铆a marcar algunas notas caracter铆sticas:
1) El mito de la creaci贸n de Arda cuenta con una explicaci贸n del origen del universo (incluido el origen de todos los seres) a partir de un Creador, Il煤vatar.
2) Cuenta en un principio con la creaci贸n de seres espirituales (los Ainur), dentro de quienes se encuentran Melkor, el m谩s poderoso. Y lo interesante de 茅l, es su alzamiento y su ca铆da.
3) De esta ca铆da se desprende la eterna lucha entre el bien y el mal.
4) Y posteriormente veremos a trav茅s de la historia una oferta de redenci贸n.Estos elementos nos resultan familiares. Vemos c贸mo la formaci贸n cristiana de Tolkien influye en su obra y la enriquece, en este caso encontrando muchas similitudes con los relatos del libro del 鈥楪茅nesis鈥 de la Sagrada Escritura. Y tambi茅n podemos encontrar una fuerte influencia de la filosof铆a medieval.

Lo verdaderamente enriquecedor de estos relatos es descubrir c贸mo la obra de la creaci贸n a partir del principio creador que es Il煤vatar corresponde a una visi贸n en la que desde el principio so帽贸 y am贸 a los hombres y a los elfos y que, por consiguiente, lo cre贸 todo para ellos. 鈥楨l Silmarillion鈥 relata de una manera bell铆sima c贸mo todo fue preparado en el mundo para que lleguen los elfos, y posteriormente para la llegada de los hombres. Y c贸mo durante el tiempo que transcurri贸, los Ainur presentes en el mundo, Valar y Maiar, trataron de mantener la armon铆a y la perfecci贸n del mundo, incluso pese a las complicaciones constantes que generaba Melkor.
Otra cosa muy interesante, y que realmente se puede contemplar bien viendo las pel铆culas, es c贸mo muchos de los personajes se enamoran rotundamente de la naturaleza creada. Podemos verlo en los hobbits con su amada comarca bien verde, en los miembros de la comunidad del anillo al atravesar distintos tipos de paisajes y climas, y tambi茅n con los enanos de la compa帽铆a de Thorin Escudo de Roble.

Particularmente soy una persona que me encanta contemplar lo que me rodea y sin duda alguna descubro que la naturaleza es un regalo de Dios y un lugar extraordinario para encontrarlo, donde todo es armon铆a, belleza y perfecci贸n. Y por fe, convencido de que Dios, tal como Il煤vatar en estos relatos, tiene una visi贸n o un plan para cada uno de nosotros que es perfecto.

BIBLIOGRAF脥A
– J.R.R Tolkien: El Silmarillion (Ed. 33, Ciudad Aut贸noma de Buenos Aires, Minotauro, 2018)
– Tolkien: El hombre y el mito, Joseph Pearce (Barcelona, Minotauro, 2000)

Tags: , , , , ,

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *