Nadie puede vivir sin fe

Soy defensor de que el principio de toda búsqueda de sabiduría debe consistir en primer lugar en un andar humilde, aunque magnánimo. Como decía Bernardo de Chartres: “Somos como enanos sentados sobre las espaldas de gigantes. Vemos, pues, más cosas que los antiguos y más alejadas; pero no por la penetración de nuestra vista o …