Artículos de la Academia

Cuando la Fiesta de la Anunciación llegó a la Tierra Media...

El 25 de marzo es una fecha en el que se conmemoran muchas cosas, de las cuales vamos a mencionar dos: Por un lado, para los católicos es el día de la Anunciación a la Virgen y de la Encarnación de Cristo. Para los tolkiendili es el Día Internacional de leer a Tolkien, celebrada hace muchos años por los amantes de las historias de la Tierra Media, y que fue instaurada oficialmente en 2003 por la Tolkien Society. Pero…¿tienen alguna relación estas fechas?

Para muchos la respuesta debe ser un rotundo “no”, que solo se trata de una casualidad, una simple coincidencia. Pero lo correcto, queridos lectores, es que sí hay una estrecha relación entre lo que se recuerda en la Tierra Media y lo que festejan los católicos, una afirmación que puede causar alguna sorpresa en algunos.

Antes de decir por qué, hagamos un breve repaso de la cosmovisión de Tolkien y de su opinión sobre los cuentos de hadas, para así entender un poco el tema tratado el día de hoy:

Tolkien era un ferviente católico, una Fe marcada a fuego por la muerte de su madre, que según él mismo fue un verdadero martirio. Siendo un hombre de Misa diaria, no separó su vida y creencias personales de su opinión académica sobre la función del Mundo de Fantasía, como bien supo explicar Cid Ludovico en su artículo “Del Mundo Secundario y su correcto entendimiento”.

Dice incluso que “inevitablemente los mitos que tejemos(las historias que inventamos), aunque contienen errores, reflejan también un astillado fragmento de la luz verdadera, la eterna verdad de Dios” (Carpenter, 1995).

Y también agrega:

“Por supuesto, no quiero decir que los Evangelios cuentan lo que es sólo un cuento de hadas; pero sí quiero decir decididamente que cuentan un cuento de hadas: el mayor de ellos” (Tolkien, Carta 89).

También su visión sobre la Eucatástrofe, término inventado por él mismo, no se puede explicar de mejor manera que a través de los ojos de aquel que tiene Fe. Porque sino resulta muy difícil de comprender.

¿Qué es a todo esto la Eucatástrofe? Veamos lo que dice el mismo Profesor al respecto:

“Es el súbito giro feliz en una historia que lo atraviesa a uno con tal alegría que le hace saltar las lágrimas (lo cual, argüía, es la más alta función que cumple un cuento de hadas). Y llegué a la conclusión de que produce su peculiar efecto porque es un súbito atisbo de la Verdad” (Tolkien, Carta 89).

Un ejemplo de ello es lo que ocurre al momento de mayor tensión de “El Señor de los Anillos”: el instante en el que Frodo cae en la tentación del anillo, cuando podía destruirlo en el Monte del Destino. Además, aparece Gollum que logra quitárselo, arrancándole uno de los dedos. Allí todo parece perdido.

En medio de la desesperación de la historia, ocurre el hecho providencial, la Eucatástrofe, Gollum cae en la profundidad del Monte del Destino y desaparece junto al anillo para siempre. Un acto inesperado y menos todavía planeado que provoca la victoria del bien, justo cuando instantes antes parecía que el mal iba a triunfar.

Y aquí queridos lectores, viene el dato que nos permite terminar de cerrar la relación. En “El Señor de los Anillos”, una obra a la que Tolkien la define como “fundamentalmente religiosa y católica” (Carta 142), dentro de los apéndices, el Profesor detalla en que el día de la destrucción del anillo, la jornada en la cual se produciría la Eucatástrofe que salvaría a la Tierra Media, se produjo un 25 de marzo.

Y sí, es por ese hecho que ese día se festeja el día internacional de leer a Tolkien.

Evidentemente, después de ver que coinciden esta fecha cristiana tan importante y el día de la destrucción del anillo, y luego de analizar brevemente la cosmovisión católica del Profesor sobre los cuentos de hadas, podemos decir que no se trata de una coincidencia: el día de la salvación de la Tierra Media debía coincidir con el día en el que se cumplieron las profecías de la venida a nuestro mundo del Redentor.

En fin, este es el día en que la Fiesta de la Anunciación llegó a la Tierra Media...

El Sr. Bombadil

Correo Electrónico: srbombadil@srbombadil.com

Bibliografía

- Carpenter, H. (comp.) "Cartas de J.R.R. Tolkien", Barcelona, Minotauro, 1993.

- Carpenter, H., "Cartas de "J.R.R. Tolkien: una biografía" , Barcelona, Minotauro, 1995.
- Tolkien, JRR. “El Señor de los Anillos”, Barcelona, Minotauro, 1993.

PEREGRINO GRIS

El Camino sigue y sigue desde la puerta

CID LUDOVICO

De las estatuas de la bruja